¿Cómo cuidar tus zapatos?

Cuidados Básicos

Se aconseja limpiar con un paño seco para eliminar los excedentes de polvo y luego colocar ceras incoloras para proteger el cuero del calzado.


Guardar los zapatos en cajas o bolsas de tela para evitar que pierda brillo o se generen rayones con el roce. Evitar guardar ambos zapatos en la misma bolsa o caja, ya que, debido al uso, la suela puede con polvo y maltratar el material, especialmente en materiales gamuzados.

El contacto con tintas, perfumes, maquillajes, alcohol, aceites, selladores, impermeabilizantes y solventes provocan el deterioro del material de forma irrecuperable.

Poner papel mantequilla o diario en forma de pelota dentro del zapato para que no pierda su forma

Nunca utilice: Jabón de Glicerina, limpiadores abrasivos, barniz, detergente u otros productos de limpieza, alcoholes o agua de amoniaco.

Derrames de líquidos

En el caso de derrames, secar el liquido inmediatamente con un paño limpio o una esponja absorbente seca. No frotar. Luego secar con una toalla limpia y dejar secar el articulo al ambiente.( no al sol)
Nunca se debe secar el material con secadora, ya que el calor puede dañar el material.

Aceite o Grasa

En el caso de manchas con aceites o grasas consulte en tintorerías especializadas. Recuerde que el cuero es piel y son muy susceptibles a la absorción de estos fluidos.